Fiscalía exhumará los restos de Rodrigo Lara Bonilla

Investigadores de la Dirección de Contexto de la Fiscalía señalaron que buscan hacer nuevas pruebas en cuanto a la trayectoria de las balas que fueron disparadas contra el entonces ministro Rodrigo Lara Bonilla, asesinado en Bogotá el 30 de abril de 1984, cuando se desplazaba en su vehículo. Personas cercanas al caso señalaron que hay dudas sobre la forma cómo se realizó el ataque.

La exhumación del cuerpo se cumplirá en Neiva. El caso fue entregado el año pasado a la Dinac, que además adelanta otras órdenes de Policía Judicial para identificar a las personas del cuerpo de seguridad de Lara Bonilla.


Los investigadores mantienen la tesis de que el crimen fue producto de una venganza de los carteles de la droga liderados por el capo Pablo Escobar y se busca establecer si hubo agentes del Estado involucrados, como sucedió en otros magnicidios de la época, además de identificar la identidad de todos los autores intelectuales del crimen.

El asesinato de Lara Bonilla fue declarado delito de lesa humanidad por la Fiscalía en septiembre de 2012, por lo que no prescribirá.

Lara Bonilla fue asesinado en el norte de Bogotá cuando iba rumbo a su residencia y fue alcanzado por dos sicarios que se transportaban en una motocicleta. Uno de los asesinos fue capturado y el otro murió en la persecución de la Policía.

Por el crimen fue condenado Byron de Jesús Velásquez, quien cumplió una pena de prisión y salió en 1995.

Cuando era apenas un joven de 18 años, Velásquez condujo una motocicleta desde la cual un pistolero asesinó al entonces Ministro. Velásquez fue condenado a 16 años de cárcel, pero logró una reducción de pena que le permitió obtener su libertad después de 10 años y 11 meses en varias prisiones.

El día del crimen murió Iván Darío Guisao Álvarez, quien fue el hombre que disparó contra Lara Bonilla.

Guisado o Carlos Mario, el hombre que disparó contra el ministro Lara, resultó muerto la noche del 30 de abril de 1984, cuando se ejecutó el homicidio, al caer de la motocicleta en que huía junto con Velásquez, que fue capturado en ese momento.

En 1993, el Tribunal Superior de Bogotá le redujo la condena a Germán Alonso Díaz Quintana, el 'Ronco', señalado de ser uno de los sicarios que planeó el crimen. Su pena pasó de 21 a 16 años de cárcel.

Lara Bonilla, primer Ministro asesinado en su cargo


Rodrigo Lara Bonilla nació en Neiva el 11 de agosto de 1946 como el cuarto de cinco hermanos. Estudió Derecho en la Universidad Externado de Colombia y se especializó en Derecho Constitucional y Ciencias Políticas en la Universidad de París.

Su primer cargo público fue en la Alcaldía de Neiva en 1969, cuando tenía apenas 23 años. En 1970 renunció a esta y en 1974 fue elegido Concejal de la capital huilense.

Posteriormente, en 1976 fue nombrado como consejero en la embajada de Colombia en Francia.

A sus 28 años contrajo matrimonio con Nancy Restrepo, con quien tuvo dos hijos.

En 1978 fue elegido Senador, cargo en el que criticó fuertemente la administración del entonces presidente César Turbay Ayala.

Además, siendo senador, Lara denunció la degradación del Congreso de la República, el desorden al interior de los partidos políticos y las serias violaciones a los derechos humanos, como lo era el uso de torturas contra personas alzadas en armas.

Rodrigo Lara Bonilla anunció la candidatura de Luis Carlos Galán Sarmiento por el Nuevo Liberalismo para el periodo 1982-1986 y luego se desempeñó como coordinador de la campaña de Galán.

A mediados de 1983, Lara Bonilla se posesionó como ministro de Justicia. Fue entonces cuando le declaró abiertamente la guerra al narcotráfico, especialmente contra Pablo Escobar, quien en ese momento oficiaba como representante a la Cámara por el departamento de Antioquia.

Con la muerte de Lara, el presidente Belisario Betancur, quien inicialmente se oponía a la extradición de colombianos a los Estados Unidos, anunció que se autorizaría esta medida y fue así como en 1983 la Corte Suprema de Justicia avaló la extradición del narcotraficante Carlos Lehder Rivas.

Fuente:  www.eltiempo.com

Judicial