El hombre que regaló $20 millones en Neiva, en un momento de locura

Varios millones de pesos representados en billetes 10.000 y 20.000 pesos fueron repartidos frente al terminal de transportes de Neiva por un hombre que momentáneamente presentó cambios en su estado de ánimo.

La noticia corrió de calle en calle y en cuestión de minutos los alrededores de la terminal se vieron invadidos de ciudadanos que llegaban a buscar su fajo de billetes.


El coronel Juan Carlos León, comandante de la Policía, afirmó que el extraño caso sucedió a las 5 de la tarde del lunes cuando un ciudadano que se desplazaba en una camioneta con placas de Bogotá, obstaculizó las vías “para ponerse a regalar plata”.

“Se dedicó a repartir dinero a cientos de personas que rodearon su camioneta generando un enorme caos en el sector”, señaló el coronel León.

La Policía intervino procediendo a inmovilizar la camioneta pero la gente pedía a gritos que “no se lo llevaran pues se trata de un ángel de Dios que vino a sacarnos de la pobreza”.

Para brindarle protección fue necesario sacarlo del sitio en una tanqueta nuestra, pues la gente quería que siguiera repartiendo dinero”, dijo el coronel León.

Milton Rodríguez, que labora cargando vehículos en una ferretería de Neiva, fue uno de los que se 'ganó la lotería'.

“Cada fajo que entregaba era de 10.000 y 20.000 pesos, solo era acercarse al carro, estirar la mano y él se la llenaba”, dijo Rodríguez, quien corrió a su casa con un fajo enorme que sumaban 200.000 pesos.







“Muchos se llevaron más de 500.000 pesos”, explicó Milton, y agregó que, en cuestión de minutos, “ese ángel de Dios repartió unos 20 millones a los pobres de Neiva”.

Evert Sánchez, periodista de La Nación.com, narró que los afortunados fueron, en su mayoría, vendedores ambulantes, conductores, obreros y trabajadores del Terminal ya que “por más de 20 minutos se dedicó, así literalmente, a regalar plata".

Las autoridades corroboraron que se trató de un ciudadano de origen boyacense que vendió en Neiva una tractomula de su propiedad y “sin explicación alguna comenzó a regalar la plata del negocio”.

El coronel Juan Carlos León afirmó que, tras algunos exámenes médicos practicados en el Hospital de Neiva, a donde fue trasladado, se logró establecer que este hombre presentaba trastornos de bipolaridad.

“Momentáneamente sufrió cambios en su comportamiento, al parecer no sabía lo que estaba haciendo”, dijo el comandante de la Policía, y agregó que permanece internado en el Hospital.

NEIVA

huila