El temido y sanguinario ‘Paisa’ llega a La Habana

En la tarde de este viernes, Hernán Darío Velásquez, conocido con el alias de ‘El Paisa’, quizás el único jefe guerrillero que no había aparecido en La Habana, viajó a la isla para integrarse al equipo de paz de las FARC, aunque no lo hará en condición de negociador, según fuentes del Gobierno.

El Paisa es el jefe de la temible columna móvil Teófilo Forero de las FARC, uno de los hombres más buscados por las autoridades, y por quien se ofrecía una recompensa de 1.300 millones de pesos. Y aunque la guerrilla lo había reclamado en La Habana desde el día cero del proceso de paz, no se había sumado a la delegación, circunstancia que alimentó la incertidumbre en torno a si los hombres bajo su orientación estaban alineados con el secretariado de esa guerrilla en la salida negociada del conflicto.

Sin embargo, su presencia en la recta final del proceso de paz no solo despeja los interrogantes, sino que alimenta la expectativa en torno a la firma del acuerdo que ponga punto final al conflicto armado. El Paisa, acaso el más guerrerista de las FARC, fue exigido por los negociadores de la guerrilla ahora que se negocia el quinto punto de la agenda, el del fin del conflicto, donde se deberán acordar las condiciones para el cese al fuego bilateral, la concentración de las tropas guerrilleras, y el desarme efectivo.

Para que este jefe guerrillero se dirigiera a La Habana se le tuvo que suspender las órdenes de captura, como pasó con los demás guerrilleros de las FARC. Sin embargo, a este no se le otorgó el estatus de negociador. El Paisa, y la columna Teófilo Forero, puede ser, quizás, la que mayor número de víctimas ha dejado en las recientes dos décadas de conflicto.

Desde que comenzó el proceso de paz, información de inteligencia apuntaba a que El Paisa se refugia en Caquetá, cerca de San Vicente del Caguán. Expertos en seguridad sostienen que él y los miembros de su columna móvil serán los de más compleja resocialización, pues sólo saben utilizar las armas, y lo han hecho de la manera más sanguinaria.

Su historial

La lista de atentados terroristas atribuidos al Paisa y a la columna móvil Teófilo Forero es tan larga, que probablemente explique la razón por la que el Gobierno no ha suspendido sus órdenes de captura. Su perfil es más militar que político.

El secuestro del avión de Aires (2000), el asesinato de Diego Turbay Cote, el asalto al edificio Miraflores en Neiva, el secuestro de Consuelo González Perdomo, el secuestro de los diputados del Valle del Cauca, un atentado contra Álvaro Uribe en Barranquilla cuando este era candidato presidencial.

El atentado al club El Nogal, el secuestro de los tres contratistas estadounidenses, el atentado a un bar en la zona rosa de Bogotá, la masacre de concejales de Puerto Rico (Caquetá), el asesinato del exsenador Jaime Lozada, la masacre los concejales de Rivera (Huila), el asesinato de Liliana Gaviria -hermana del expresidente César Gaviria- son algunos de los actos terroristas atribuidos al Paisa.

La Teófilo Forero se conformó en 1993 como respuesta a la estrategia del Ejército, que en 1991 hizo una reestructuración y conformó brigadas móviles. El Paisa empezó a liderar esta columna que tenía radio de acción en todo el territorio, aunque se movía principalmente entre Huila y Caquetá. Se concentró en dar golpes de mano, o golpes de gracia.

En el 2013 el Ejército desplegó la Fuerza de Tarea Júpiter, entre Huila y Caquetá, con el objetivo de cerrar el cerco sobre el ‘Paisa’. Los diálogos entre el Gobierno y las FARC ya se habían instalado en La Habana, mientras la ofensiva contra la Teófilo Forero se desplegaba con mucho rigor.

En enero del 2015 el Ejército estuvo muy cerca de acabar con la sangrienta leyenda del Paisa. Se dice que una bomba le estalló a menos de 15 metros y que el guerrillero despertó en el aire. Desde ese momento se tejieron versiones sobre su muerte, que pronto fueron descartadas.

Tras ese operativo, la estrategia de la Teófilo Forero cambió. El Paisa, aunque sigue fungiendo como jefe de esa estructura, dejó en manos de Camilo el ‘Argentino’ la comandancia militar, y en compañía de sólo seis guerrilleros se escurre de la presión del Ejército.

Otra de las versiones que se tejieron sobre el comandante de la columna Teófilo Forero es la supuesta disidencia del secretariado de las FARC. Sin embargo, la tesis ha sido descartada por varios investigadores, que han sostenido que la principal muestra es que desde que las FARC decretaron un cese unilateral, el 20 de julio del año pasado, esta columna no ha perpetrado actos terroristas. Incluso las más recientes noticias de una incursión armada se remontan a junio del 2015, cuando atacaron el municipio de Algeciras (Huila).

Aparte de Simón Trinidad, extraditado a Estados Unidos, ‘El Paisa’ era el único jefe guerrillero que faltaba por desfilar en La Habana. Ahora su presencia será clave para definir las condiciones para el fin del conflicto.
Fuente: Semana.com

Nación