Grupo Familia acepta que participó en el cartel de papel higiénico

La junta directiva del Grupo Familia, especializado en fabricar y distribuir productos de aseo en varios países latinoamericanos, aceptó hoy su participación en un acuerdo de precios conocido como el "cartel del papel higiénico" en Colombia y suspendió al gerente general de la compañía.

Grupo Familia y su Junta Directiva expresan "su arrepentimiento sincero por su participación en los hechos investigados por la Superintendencia de Industria y Comercio", reza un comunicado difundido hoy por la empresa colombiana.

La firma se refirió a una investigación que abrió la Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia contra el llamado "cartel del papel higiénico" que, además de este grupo, involucra a Kimberly Colpapel, Papeles Nacionales y Cartones, Papeles de Risaralda y Drypers Andina.

Estas compañías, que en conjunto manejan más del 90 % del mercado en el país, al parecer participaron en un acuerdo consistente en la fijación directa e indirecta de precios que afectó la competencia.

"A la luz de dicho informe, Grupo Familia reconoce plenamente los errores que cometieron en el pasado algunos de sus directivos y otros empleados y acepta su responsabilidad", agregó el documento.

Familia es una empresa multilatina, de origen colombiano, con operaciones en toda América Latina, con excepción de Brasil, y fábricas en Colombia, Ecuador, Argentina y República Dominicana.

En el comunicado, el grupo señaló que "dos empleados fueron despedidos y ayer martes 12 de abril la junta directiva suspendió por tiempo indefinido a Darío Rey Mora, gerente general de la compañía".

Rey Mora "no tendrá ningún rol en la administración hasta tanto la junta directiva no haya tenido la oportunidad de evaluar plenamente los hallazgos del equipo de investigación de la Superintendencia y concluya que no es responsable por las acciones de que se le acusa", agregó la información.

Según un informe del superintendente delegado para la Protección de la Competencia, Jorge Enrique Sánchez, se recaudaron cientos de pruebas de directivos de las firmas involucradas en las que se pone en evidencia la manera en la que operaba el cartel, que comenzó con la participación del Grupo Familia y Kimberly.

Entre las recomendaciones que Sánchez dio en su informe al superintendente, Pablo Felipe Robledo, aparece "declarar administrativamente responsables y sancionar" a Kimberly Colpapel, Productos Familia, Papeles Nacionales y Cartones.

Al tiempo, recomienda exonerar a Papeles del Risaralda y Drypers Andina.

Una vez se emita el fallo del superintendente, posiblemente al finalizar este primer semestre del año, de resultar culpables podrían enfrentar multas de hasta 68.945 millones de pesos por compañía y 1.378 millones de pesos para cada persona involucrada.

Nación