Título
Título

En el Huila arrancó la campaña política

Uno de los padecimientos de la política es que no para y terminada una elección viene la siguiente, una constante “pasada al tablero”, lo mismo en el pequeño pueblo que en el país.

Por eso en el Huila ya se están cocinado la próxima justa electoral y se mueve el ajedrez para el Congreso. El pobre Héctor Javier Osorio no ha terminado de acomodarse en la silla que dejó ahuecada por su peso Ana María Rincón, y ya tiene que organizar su campaña para enterrarla definitivamente (hablo en términos estrictamente políticos).

Ernesto Macías y Alvaro Hernán Prada están más perdidos que payaso en velorio, porque el milagro del cual fueron benefactores no se repetirá fácilmente. En todo caso recibieron paga exagerada, Macías por cargarle la maleta a Uribe y Prada por ayudar a gritar en los alborotos del Centro Democrático.

Si se confirma que Hernán Andrade no intentará su regreso al Congreso (dizque porque quiere ser Presidente de la República) para cederle el puesto a su hermana, me temo que esa curul puede perderse. Esperanza podría ser elegida Representante a la Cámara, pero difícilmente senadora. En el Huila no tiene los votos suficientes y creo que nadie la conoce más allá de Aipe (Bueno, exagero, en Bogotá tiene familia).

Integración conservadora tiene la opción de Carlos Ramiro Chávarro, el más joven (come años), la mejor carta, una figura que gusta. Sólo tiene un problema enorme: su inconstancia. Como dice el doctor Plazas Alcid, en el amor y en la política…todo vacío que se deja es llenado prontamente. Y Carlos Ramiro parece mecerse en esa fatídica cuerda de la indefinición.

Por los lados liberales, Rodrigo Villalba puede decirlo a gritos, que no va más, pero no le creo. Seguirá hasta ser derrotado, como le pasó a Jorge Eduardo Géchem. O a otros como Alberto Galindo y Felio Andrade, en épocas más lejanas.

En el hipotético caso de que Villalba no aspire, tiene dos opciones en su reemplazo: Carlos Mauricio Iriarte o Luis Enrique Dussán. Yo me quedo con el primero, después de haber logrado salir airoso de una buena gobernación, de sólo dos años y con la olla raspada por la voracidad de su antecesora Cielo González Villa.

¡ Ah¡ La de Cielo es una candidatura fija al Senado si sanea sus problemas legales, ahora en sociedad y compinchería con Cambio Radical y Lara Restrepo. Ella busca el perdón de sus maldades, y Lara votos que nunca pudo tener en el Huila. ¿Qué pasa si Lara quiere Senado y Cielo también?.

No tengo claridad qué estarán pensando los verdes, los amigos del alcalde Lara Sánchez, pero es obvio que querrán aprovechar el momento para crecer. Si es cierto que su candidato sería Diego Muñoz, lo veo fuerte para la Cámara, imposible en el Senado.

Dispongo de un renglón para cerrar diciendo que el partido de la U en el Huila marcha a la par con el desprestigio del presidente Santos. Amén.

Fuente: kienyke.com

huila