Título
Título

Actos vandálicos protagonizaron hinchas del Atlético Huila en Putumayo

Los hechos se registraron durante toda la noche del domingo y madrugada del lunes.

Fueron graves los daños materiales que ocasionaron en el municipio de Santiago, Putumayo, un grupo de por lo menos 300 hinchas del Atlético Huila, quienes se desplazaban hacia sus lugares de destino, tras asistir al partido de fútbol entre este equipo y el Deportivo Pasto, el cual se realizó el pasado domingo en la capital nariñense y en el cual los huilenses perdieron dos goles por cero.

La afectación más grave se registró en una piscina que forma parte de una UTAP (Unidad de Tratamiento de Agua Potable) de la Defensa Civil, que había sido ubicada en el polideportivo del barrio Alfonso López de esa población y la cual se encontraba operando para suministrar este líquido a los habitantes de los municipios de Colón y Santiago, quienes resultaron afectados por las intensas lluvias de las últimas semanas en esa región.

“Estos vándalos ingresaron a una de nuestras plantas de tratamiento y con armas corto punzantes rompieron la piscina”, indicó Juan Carlos Cometa, director operativo de la Defensa Civil en Putumayo, quien explicó que el agua que contenía esta piscina se vació, lo que afectó el suministro del líquido para las familias que esperaban este servicio.

Fredy Montanchez, uno de los líderes voluntarios de la Defensa Civil en esa localidad, le contó a Conexión Putumayo, que el grupo de jóvenes comenzó a llegar a la población de Santiago desde las 9 de la noche del pasado domingo, momento en el cual también hicieron otros actos de vandalismo; “primero llegaron como unos 30 o 40; ‘los pelados’ se peleaban entre ellos, unos se entraban a las tiendas, entre varios se sacaban las cosas, a un vecino le sacaron la paca de gaseosa”, indicó.

También en dicho polideportivo, tras forzar las cerraduras de algunas puertas, los desadaptados ingresaron, destruyeron e incineraron, sillas, mesas y algunos otros elementos deportivos del municipio. Por la cantidad y el descontrol de los jóvenes, según los testigos, la Policía no pudo contener al grupo de hinchas, por lo que fue necesario disponer de un vehiculó para trasladarlos hasta el municipio de San Francisco en la salida hacia Mocoa.

Tras instaurar las respectivas denuncias ante los entes competentes, las autoridades locales rechazaron estos actos de vandalismo, e hicieron un llamado a los seguidores del fútbol a contener el desborde de las emociones y evitar que estos actos se sigan registrando. La afectación a la UTAP, está siendo evaluada para su reparación, mientras que testigos reportaron que los hinchas abandonaron el municipio en horas de la mañana de este lunes.

huila