Título
Título

Entre lágrimas y dolor, dieron el último adiós a los obreros del estadio en Neiva

Ayer, familiares, amigos, conocidos y curiosos les dieron el último adiós a tres de los cuatro obreros que murieron trágicamente después de que colapsara una parte de la gradería occidental del estadio de fútbol Guillermo Plazas Alcid de la ciudad de Neiva, la cual estaba siendo remodelada y que ocasionara la emergencia ya conocida.

Sólo hasta ayer pudieron recibir cristiana sepultura, debido a los trámites del proceso legal de rigor. Los cadáveres duraron todo el pasado sábado en Medicina Legal y sólo fueron entregados a sus familiares el domingo, día en el que se hicieron las respectivas honras fúnebres.

En diferentes parroquias de la ciudad, se oficiaron las primeras eucaristías para posteriormente, ser trasladados a la que será su última morada, el Cementerio Central de Neiva; allí en la necrópolis, además del llanto de familiares y allegados también se escuchaba la exclamación ¡justicia!, ¡justicia!

Dolor Familiar

Entre tanto, los familiares de las víctimas mortales y los heridos han indicado a diferentes medios de comunicación que sus seres queridos trabajan en muy malas condiciones laborales e incluso afirmaron que los permisos para trabajar en alturas estaban vencidos; adicionalmente, indicaron que no tenían seguridad social.

Este hecho pudo ser constatado por la familia de Wilson Rodríguez Serrato, quien un día antes del fatídico accidente, debido a una fuerte dolencia que sufría en una de sus rodillas, se dirigió hacia su EPS con el objetivo de solicitar una incapacidad, no la pudo obtener ya que no se encontraba afiliado a la seguridad social, un requisito que sus empleadores estaban en la obligación de realizar.

Ahora, lo que las familias de los tres obreros piden para en algo disminuir su gran dolor, es que la administración municipal, sobre todo la alcaldía, actúe con celeridad para así esclarecer la verdadera situación en la que trabajaban sus parientes y les resarzan la pérdida de sus seres queridos.

Consorcio Estadio se pronunció

En diálogo con La W Radio, Anderson Ordóñez, director Financiero y Administrativo del Consorcio Estadio 2014, encargado de la remodelación del estadio Guillermo Plazas Alcíd de Neiva, aseguró “que lo que ocurrió en el estadio de Neiva es una situación normal que se puede presentar en cualquier caso de construcción”.

“Los diseños se han respetado de principio a fin, aquí no hubo modificación de diseños como lo anunciaron en algunos medios de comunicación”, aseguró Ordóñez.

Adicionalmente, el ingeniero se refirió a la sanción que en mayo de este año entregó el Ministerio de Trabajo; “en este momento hay una sanción, pero no está en firme, lo que sucedió corresponde al fallo de la estructura antigua que en ese momento se desplomó en el sótano y cayó sobre un trabajador”.

Según el Consorcio Estadio 2014 están recopilando todas las pruebas para demostrar ante el Ministerio del Trabajo que “sí trabajamos con elementos de protección certificados”.

En el informe del Ministerio de Trabajo se determinó que desde agosto del 2016 este Consorcio estaba operando sin contar con puntos de anclaje, líneas de vida y los elementos de protección como arnéses y coordinador de alturas debidamente certificados, por lo que se le ordenó la paralización del trabajo en alturas. Sin embargo esta firma continuo la obra, presuntamente sin acoger los requerimientos de seguridad del Ministerio.




Fuente;DiariodelHuila

 

huila