Título
Título

Las Farc seguirían extorsionando a los ganaderos del Huila

A puertas de la tan mencionada paz, una de las principales problemáticas que siguen aquejando a los ganaderos de algunos municipios del Huila es la extorsión. La situación lesiona gravemente la economía de las víctimas y les impide desarrollar la actividad como corresponde.
Miembros y entidades del sector solicitan mayor apoyo de las autoridades para combatir este delito, pues se conoce que las extorsiones provienen principalmente de personas que integran grupos al margen de la Ley como las Farc y la delincuencia común.


Tello, Baraya, Algeciras, Campo Alegre, Colombia, entre otros, son algunas de las regiones que se están viendo más afectadas por los cobros de los mal llamados ‘impuestos para la paz’.


Luceni Muñoz, directora ejecutiva del Comité de Ganaderos del Huila, señaló que el sector ganadero se encuentra a la expectativa con respecto a lo que vaya a pasar con el proceso de paz y las negociaciones debido a la situación que están viviendo actualmente.


"Esperamos que las condiciones del cese bilateral se cumplan para de esa manera tener la tranquilidad de que en las zonas rurales y en nuestras fincas no van a haber inconvenientes ni guerrilleros delinquiendo", aseveró.


Agregó que esperan que todas las condiciones del proceso se conviertan en algo favorable para el ganadero, pues es este quien en últimas está desarrollando su labor en el campo y quien durante mucho tiempo se ha sentido desprotegido.


La líder gremial sostuvo que saben por fuentes de la novena brigada del Ejército que efectivamente en algunos municipios del departamento todavía se están presentando casos de extorsión, no solo en el sector ganadero sino en el comercial.


Indicó que de acuerdo a la información suministrada al Comité, lo más probable es que algunos frentes de las Farc sean los que estén detrás de los chantajes y cobros. Agregó que también se están adelantando investigaciones porque al parecer algunas de las llamadas extorsivas se estarían realizando desde centros carcelarios y otras las estarían realizando bandas delincuenciales.


Emiro Andrés Ocampo*, pequeño ganadero del Huila y víctima de extorsión, indicó que hay unas zonas en las que hay poca presencia del Estado y en las que lastimosamente los productores ya tienen en su conciencia y en los costos de producción el pago de las 'vacunas'.


Dentro de esas 'zonas calientes' mencionó a Tello, Baraya, Algeciras, Campo Alegre, Colombia, Aipe y Marquetalia municipio que colinda con Tolima y una zona con una gran presencia de las Farc.


El ganadero extorsionado, quien pidió reservar su identidad por cuestiones de seguridad dijo que el pago por las extorsiones en el departamento se realiza anualmente. Expuso a través de un ejemplo que en el caso de que un ganadero cuente con un hato de 500 reses, debe pagar en promedio cerca de $2 millones 500 mil.


Pequeños y medianos productores que se encuentran en zonas de riesgo manifiestan sentirse desprotegidos, pues no solo les toca pagar vacunas para evitar daños en sus propiedades o decomiso de animales, sino que el hecho de desplazarse a presentar cualquier tipo de acusación les representa un gran peligro y temen a las represalias.


huila