Título
Título

¿Por qué el Consejo de Estado anuló elección de Procurador?

Luego de tres años y medio sin decisiones sobre la demanda contra la reelección que llevó a Alejandro Ordóñez por segunda vez al Ministerio Público en el 2013, y a cuatro meses de que se termine su periodo, la Sala Plena del Consejo de Estado con 14 votos a favor y 5 en contra aceptó los argumentos de la magistrada ponente Rocío Araújo y anuló la reelección de Ordóñez como jefe del Ministerio Público.

El tribunal consideró que la reelección del Procurador había sido irregular por dos aspectos fundamentales. El primero porque la designación de Ordóñez como candidato de la Corte Suprema se llevó a cabo con la participación de los magistrados Jorge Mauricio Burgos, Javier Zapata y Ruth Marina Díaz, quienes habían presentado impedimentos por tener familiares trabajando en la Procuraduría, sin embargo, los impedimentos les fueron negados y tuvieron que estar presentes en la votación a pesar del conflicto de intereses.

El segundo argumento de la ponencia señalaba que la votación en el Senado, donde finalmente resultó reelegido Ordóñez, no debía haberse realizado pues María Mercedes López una de las personas en la terna, había renunciado a su postulación, lo que quería decir que el senado votó con una terna de dos.

Los 14 votos que se necesitaban para tomar una decisión de fondo se lograron en la única votación que hubo en el proceso, pues desde marzo cuando fue presentada por primera vez la ponencia de Araújo los impedimentos y recusaciones, además de algunas modificaciones de la ponencia impidieron que los consejeros de Estado pudieran votar.

La primera vez que su nombre fue elegido por el Congreso para ocupar el cargo de Procurador, Ordóñez obtuvo una mayoría arrasadora, pues fue elegido con los votos de 81 parlamentarios. En el 2013 obtuvo un voto menos. Sin embargo, unos meses después de la reelección se presentaron ante el Consejo de Estado varias demandas que pedían la nulidad de ese proceso por considerar que la reelección para ese cargo es una figura que no existe en la Constitución y por otras irregularidades en la conformación de la terna y en la elección en el Senado.

Nación