El Huila se cansó de la hidroeléctrica del Quimbo


El viernes 11 de noviembre comenzó en Garzón (Huila) la Audiencia Pública Ambiental Nacional de El Quimbo, la segunda que se hace en el país y la primera que involucra al sector eléctrico. Esta reunión que convocó a cerca de 1.000 personas que se inscribieron para exponer sus críticas a la hidroeléctrica, fue organizada por la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) luego de detectar varios incumplimientos por parte de Emgesa, empresa operadora.

Las principales preocupaciones en los municipios de El Agrado, Altamira, Garzón, Gigante, Paicol y Tesalia, se centran en la pesca, los distritos de riego, la adecuación de tierras, el plan de contingencia y la construcción de la vía perimetral. De hecho, Anla ha expedido 14 resoluciones, 3 de ellas solicitando medidas adicionales para compensaciones sociales, calidad de agua, entre otros. La autoridad también ha expedido 36 autos de seguimiento y control por afectaciones a los recursos naturales, de los cuales siete han sido sancionatorios y uno está en firme con una multa de más de 2.500 millones de pesos por cuenta del apilado de madera en inmediaciones de la hidroeléctrica y por no remover este material antes del llenado del embalse.

Semana Sostenible hace un recuento de los principales argumentos en las intervenciones de la Audiencia Pública.

Anla

Según la entidad Emgesa ha cumplido con el 37% de sus obligaciones, tiene en trámite el 39% y no ha cumplido con el 24%.

Entre las principales falencias están:

* Programas de reasentamiento: falta la infraestructura colectiva y solucionar problemas de titulación.

*Distritos de riego: tres de cuatro en ejecución. El de Llanos de la Virgen no se ha podido construir por restricciones del POT.

*Franja de vegetación: Solo se han adquirido 266 de los 315 predios que se necesitan.

*Falta entregar áreas de compensación, van 2.900 de 5.000 hectáreas.

*Falta construir un puerto piscícola en Garzón.

*Desde hace varios años Emgesa tiene 600 millones de pesos para la construcción de 200 casas en una fiducia. Sin embargo, Anla no tiene constancia de esa constitución fiduciaria.

*No se ha entregado el ferry que servirá para transportar los productos de campesinos que quedaron incomunicados por el embalse. Este medio de transporte debía sustituir el destruido puente de los Cocos.

*La vía perimetral tiene enredos en el municipio de El Agrado, ya que los terrenos se superponen con zona de restauración ecológica.

*No existen soportes para los 200 millones de pesos destinados a conservación cultural. No hay definidos proyectos de inversión y ubicación.

Emgesa

En el 2009 el entonces Ministerio de Ambiente y Vivienda otorgó la licencia. Un año después comenzaron las obras civiles y el plan ambiental. En 2015 se realizó el llenado del embalse y la hidroeléctrica comenzó a producir energía en noviembre de ese año.

John Jairo Huertas, vocero de la compañía, aseguró que la empresa ha cumplido y seguirá cumpliendo con todas las obligaciones . "Queremos encontrar las mejores soluciones para avanzar de manera articulada con todas las autoridades y así contribuir al desarrollo de la región y a la seguridad energética del país".

Según Huertas, Emgesa ha invertido cerca de 1 billón de pesos en compensaciones sociales y ambientales. Se han construido cuatro reasentamientos colectivos con dotación de servicios públicos e infraestructura social. Además, se destinaron 67.000 millones de pesos en inversión (capital semilla) para 2.130 beneficiados con el programa Emprendedores con Energía, que busca restituir el empleo de los habitantes afectados por el proyecto.

Así mismo, la compañía explicó por qué no han podido cumplir con algunas de las obligaciones.

*Los sistemas de potabilización de agua en algunos reasentamientos funcionan pero no cuentan con concesión de aguas, a pesar de que llevan 9 meses solicitándolas a la Corporación del Alto Magdalena (CAM). Las plantas de tratamiento de aguas residuales (Ptar) funcionan pero no cuentan con permisos de vertimientos.

*Se han hecho 26 mesas de trabajo para definir el trazado de la vía perimetral, pero el nuevo trazado afecta el bosque seco tropical.

* Se tuvo demoras para el otorgamiento de los permisos ambientales por parte de la CAM, que para el caso de aprovechamiento forestal fue de 8 meses y para la concesión de aguas de un año. Eso impidió el normal desarrollo de las obras.

Carlos Julio González, gobernador del Huila

El mandatario regional indicó que el 11 de noviembre sería considerado el día de la dignidad huilense, pues los 37 alcaldes del departamento se oponen a más proyectos hidroeléctricos en su territorio. Entre los puntos que destacó están:

* La ley 2 de 1959 delimitó la zona de reserva forestal de la Amazonía, la cual incluía el área de la represa El Quimbo. El llenado se hizo sin haber hecho la respectiva sustracción de área de la reserva.

* El auto 517 de 1997 emitido por el Ministerio de Ambiente declaró no viable el proyecto pues afectaba las tierras más productivas de la región centro del departamento y contaba con grandes problemas para restituir a los campesinos.

* El Huila no conoció oportunamente los estudios de impacto ambiental y social, el plan de riesgos y el plan de contingencia. Tampoco se dio una socialización adecuada y hubo total ausencia de criterios para el censo de afectados.

*En el 2009 la Procuraduría Ambiental pidió abstenerse de otorgar la licencia ya que "se considera que el Huila es pobre en tierras productivas".

*En el mismo año la Defensoría del Pueblo pidió suspensión debido a la inexistencia de estudios previos de valoración económica y ambiental.

*Un estudio auditor de la Contraloría en el 2016 recopiló 30 hallazgos, entre los que están: a pesar del tiempo transcurrido aún falta sembrar 14.039 plantas y la Anla no se ha pronunciado, el monitoreo del aire no cumple con las especificaciones y se dio destrucción de vías secundarias importantes para los municipios durante la construcción de la obra, vías que hoy no han sido reparadas.

*El departamento solicita: Suspender el funcionamiento de la hidroeléctrica hasta que no se cumplan las compensaciones ambientales y sociales, así como la reforestación de 22.000 hectáreas de bosque seco tropical, de las cuales hasta el momento solo se han reforestado 140 (0,63%). Así mismo, se pide garantizar el turismo en la región y compensar a los municipios que dejaron de recolectar impuestos en más del 40 por ciento de sus territorios.

Carlos Cuéllar, director de la CAM

El director de la Corporación lanzó fuertes afirmaciones en contra de Emgesa. Según dijo, "Emgesa ha incumplido con la parte ambiental".

*El programa de compensación por afectación de bosque seco tropical incluía 11.079 hectáreas, de las cuales solo se han sembrado 140 hectáreas en un plan piloto.

*Emgesa taló 3.082 hectáreas de más.

*Solo se han levantado 56 de 317 kilómetros de cerca, lo que impide una reforestación adecuada en la ronda de proteción de El Quimbo.

*Lo que se ha construido hasta el momento son muelles y no puertos piscícolas.

*No se sabe cuántas especies epífitas endémicas se perdieron por talar cuando todavía estaba vigente una medida de protección.

* Según las visitas técnicas realizada por la CAM no se superan los niveles de oxígeno exigidos que son de 4,0 miligramos por litro, en todo momento. Durante más de un año los niveles de oxígeno en pie de presa han permanecido por debajo de límite mínimo permisible, ocasionando mayor desequilibrio ecológico en el río Magdalena.

*Hasta el momento no se conoce la compra de ningún predio para Parques Naturales Regionales y Parques Naturales Municipales, tampoco para el proyecto de Educación Ambiental ni los proyectos de saneamiento ambiental. El incumplimiento en la compra de predios retrasa la recuperación ambiental para contrarrestar la desaparición de 5.164 hectáreas de bosques protectores del departamento del Huila.

*"Emgesa de manera abusiva estableció reasentamientos en zonas rurales no aptas para hacerlo, actuando como una urbanizadora pirata y es por eso, no por falta de voluntad de la CAM, que no se puede autorizar el suministro de agua. Construyeron un gran barrio ilegal".

*Existen 13 procesos sancionatorios por abuso en la utilización de recursos.

*Solo en octubre de este año la compañía entregó el plan de riesgos.

Alcaldes

*Edgar Bonilla, alcalde de Garzón, asegura que los productores de uva y cacao están enormemente perjudicados con la tala de árboles porque se fueron todas las especies polinizadoras de sus cultivos. Tampoco han podido aprovechar turísticamente el embalse. Los constructores se han perjudicado porque no cuentan con sitios de extracción de material de playa.

*Josué Manrique, alcalde de Gigante, dice que la empresa los asesoró en la construcción de un nuevo POT, pero este no se ha aprobado porque tiene vacíos y varios "conejos" que perjudican a la población.

*Waldina Losada, alcaldesa de El Agrado, indica que de 44 familias que debían ser reubicadas en su municipio, solo se han reubicado 14. Cerca de 1.800 hectáreas utilizadas para El Quimbo estaban dentro el 5% de tierras más productivas del Huila.

Tomado de sostenibilidad.semana.com

Huila