Solo 3 de cada 10 mujeres agredidas sexualmente denuncian


Expertos que participaron en un simposio contra la violencia de género en la Universidad del Rosario hicieron un llamado a las víctimas para denunciar y a los operadores del sistema penal acusatorio para que no dilaten ni entorpezcan las investigaciones.

El brutal ataque del que fue víctima Dora Lilia Gálvez, en la ciudad de Buga, Valle del Cauca, quien fue agredida sexualmente, empalada y quemada, no puede quedar en la impunidad. Así lo pidieron los expertos que participaron en un simposio sobre violencia de género que realizó la Clínica de Violencia Intrafamiliar de la Universidad del Rosario.

María Victoria Zambrano, representante de las víctimas ante el Consejo Distrital para la Atención Integral a Víctimas de Violencia Intrafamiliar y Violencia y Explotación Sexual de la Alcaldía de Bogotá, dijo que “espera que se realice una investigación seria. Tenemos un fuerte cuerpo de investigación judicial entrenado para realizar toda la investigación pertinente. Pero esto también debe estar asociado a un sistema penal acusatorio sólido, que no dilate ni entorpezca el resultado de esa investigación”.

Este caso evoca el homicidio de Rosa Elvira Cely, en mayo del año 2012, y la llamada la Ley Rosa Elvira Cely que aprobó el Congreso y que sanciona hasta con 50 años de cárcel a los responsables de asesinar mujeres por su condición de mujer.

En relación con la incidencia de estas leyes en este tipo de casos para que no queden en la impunidad, Zambrano afirmó que “el impacto es momentáneo a veces, relacionado con la realidad de los hechos que le dieron lugar a las mismas. Sin embargo, el hecho de ponerles un rostro a esas leyes y que se asocien a una historia real, permiten que las víctimas se identifiquen con esa ley y con esos derechos para que los puedan reclamar”.

En el simposio de la Universidad del Rosario se hizo un llamado a las víctimas para que denuncien. De acuerdo con cifras de Medicina Legal, se presenta una agresión contra las mujeres cada 13 minutos. “La voz de las víctimas es importante, no debemos permitir que se siga naturalizando la agresión, el denunciar es el primer paso para acabar con el ataque a las mujeres”, dijo Ivonne Pineda, representante de la ONU y experta en el tema de prevención de trata de personas.

Para Carmen Lilia Uribe, directora de la Clínica de Violencia Intrafamiliar y de Género (VIG) del Consultorio Jurídico del Rosario, la realidad es que solo 3 de cada 10 mujeres agredidas sexualmente denuncian.
Pidió a las víctimas de agresión acudir a los consultorios jurídicos. “En la Clínica de Violencia Intrafamiliar y de Género (VIG) de la Universidad del Rosario, por ejemplo, se presta asesoría gratuita. Nosotros atendemos a las víctimas, las acompañamos para que tengan medidas de protección, le damos asesoría jurídica, se les asigna un estudiante de derecho para que las acompañen en el proceso penal y también se les brinda atención psicosocial”, explicó.
“Si la usuaria lo permite y el caso es paradigmático, hacemos un análisis macro de su caso, sin dar nombres y respetando su privacidad, para hacer de este un caso emblemático que nos ayude a modificar algo de la realidad macro”, anotó Uribe.
Las expertas ratificaron la importancia de denunciar, para prevenir que se sigan presentando casos de esta índole, al tiempo que consideraron que cada vez hay más mecanismos, organizaciones y personas dispuestas a ayudarles a afrontar esta situación.

Nacion