A Pitalito llegó una opción para mercar a bajo costo

Los socios fundadores de la cadena de pequeños supermercados D1 son los mismos de ‘Justo & Bueno’. La firma ya tiene locales en Neiva, Pitalito y San Agustín.

Los habitantes del valle de laboyos están dichosos con la llegada de Mercaderías Justo & Bueno, que ofrecen productos a precios más bajos que los almacenes de cadena, para lo cual se valen de alianzas con proveedores poco comunes, razón por la cual no tienen muchas de las marcas reconocidas.

La cadena que busca hacer historia en el comercio del país, llegó hace un tiempo a Pitalito con una primera tienda ubicada en la comuna uno de esta ciudad, pero debido a la acogida de los habitantes, decidieron abrir una nueva sede ubicada sobre la avenida Pastrana en la denominada Zona rosa.

De acuerdo con sus administradores, Justo & Bueno no es un formato de gran superficie y su intención no es competir con las tiendas de barrio. Se trata de un formato nuevo que busca crear vínculos de cercanía con los consumidores, aprovechar el interés de los colombianos por encontrar productos de buena calidad y a precios competitivos y, sobre todo, cerca de sus hogares.

En este almacén se comercializan muchos productos de aseo, para el hogar, así como lácteos, procesados, embutidos, granos y cereales, que les suministran pequeñas y medianas empresas de diversas regiones del país. Ha sido tal la acogida de estas tiendas, que comenzaron a operar en sectores populares y de ingresos medios, pero dieron el salto y hoy están presentes exitosamente en barrios de estrato alto de las principales ciudades del país.

Cabe anotar que detrás de esta clase de tiendas hay grandes grupos económicos: Ara es parte del conglomerado portugués Jerónimo Martins, D1 pertenece al grupo Valorem de la familia Santo Domingo, y Justo & Bueno es de Mercadería S.A.S, que inicialmente crearon el formato D1.

De los tres, Ara es el almacén más cercano a los grandes supermercados, invierte más en publicidad y tiene más variedad de productos, de hecho es el único que vende carnes rojas y frutas. Además está comenzando a tener fuerte presencia en Bogotá, pues ya es fuerte en la Costa y el eje cafetero. En D1 y Justo & Bueno, no invierten en la presentación de sus productos, por lo que es normal verlos dentro de cajas de cartón, como si se tratara de una bodega. Sus establecimientos son sencillos, están poco iluminados y no cuentan con mucho personal.


Opine