La trágica muerte de `Bambuco’ conductor de un bus de Cootranshulila

Bajo una de las llantas traseras de un bus afiliado a la empresa Cootranshulila fue quedó el cuerpo sin vida del querido Diego Bonilla, luego de ser víctima de una mala pasada del destino quien jugó en su contra momentos en los que se encontraba haciéndole varios arreglos en la parte de abajo del bus que manejaba.

Versiones

Según pudo conocer, el hecho se presentó el lunes festivo en una de las carreteras que conduce desde Neiva hacia la ciudad de Fusagasugá, momentos en los que Diego Fernando sintió una falla mecánica en el bus que manejaba y decidió hacer un alto en el camino para evitar tal vez, una tragedia que pusiera en riesgo su vida y la de sus pasajeros.

Cuentan que Bonilla Cumbe se bajó del automotor con el uniforme impecable como siempre y con varias herramientas en la mano, que había sacado de la bodega, procedió a meterse bajo el pesado automotor que llevaba un gran número de pasajeros.

Tras colocar el gato hidráulico en su sitio, empezó a apalancar hacia abajo y hacia arriba hasta conseguir que el bus subiera unos cuantos centímetros. Luego escurrió su cuerpo bajo un neumático de doble eje y un sonido silenció el ambiente en un parpadeo. ¡Se había caído el bus!

Nada que hacer

Testigos y compañeros del querido conductor apodado como `Bambuco’ manifestaron que las escenas fueron aterradoras: su cuerpo quedó literalmente aplastado por el vehículo, y pese a que algunos testigos intentaron auxiliarlo fue imposible, pues murió en la misma rapidez en la que se rompió el gato hidráulico que soltó el bus sobre su cuerpo.

El terrible accidente no solo dejó dolor y tragedia en su paso, sino que dejó en ascuas a los familiares de Bonilla Cumbe quien aún no ha podido descansar en paz, ya que fue complicado el traslado del cadáver a la ciudad de Neiva, tierra que lo vio nacer y donde creció toda su vida formándose como uno de los conductores más queridos y responsables de la empresa para la cual trabajaba.

Tomado de EXTRAHUILA


Opine