Jovencita hincha del Atlético Huila encontró la muerte siguiendo su equipo del alma



Cuando se trasladaba en la parte trasera de una Tractomula hacia la ciudad de barranquilla, Paula Andrea Vargas Bonilla de 16 años, natural de Neiva y barrista del Atlético Huila, resultó muerta en jurisdicción de Puerto Boyacá.

Según la declaración de una de las compañeras de viaje de la hoy fallecida, ellas y un grupo de amigos se transportaban en el planchón del automotor con la intención de asistir al duelo ante el Junior pero a la altura del batallón Bárbula sobre la Ruta del Sol II, se cruzaron con integrantes de la barra de otro equipo quienes arrojaron un objeto contundente impactando a la menor en la cabeza, esto le produjo un trauma cráneo encefálico severo con exposición de masa encefálica.

La menor fue trasladada al hospital de la localidad, pero murió horas después esperando un traslado a un centro asistencial de mayor nivel.

Las autoridades no tienen claridad de lo sucedido y no hay capturados por el hecho que enluta a una familia de la capital opita, quienes indicaron que la joven andaba en esta aventura desde el 8 de agosto cuando salió sin el consentimiento de ellos al itinerario que la condujo a este desenlace fatal.
Opine