En Garzón (Huila) emiten la primera condena en el país por feminicidio de una mujer trans


Por primera vez en Colombia, desde la expedición de la ley Rosa Elvira Cely –quien fue violada y asesinada en Bogotá–, se emitió una sentencia condenatoria por feminicidio de una mujer trans. Se trata del fallo que profirió el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Garzón (Huila) que condenó a Davinson Stiven Erazo Sánchez a una pena de 20 años de prisión por delito de feminicidio agravado y fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

La víctima de estos hechos fue identificada como Anyela Ramos Claros, una mujer trans que trabajaba en una peluquería del mismo nombre y que fue asesinada por Erazo Sánchez el 9 de febrero de 2017, luego de que le dispararan con un arma de fuego por la espalda. Según la organización Colombia Diversa, esta sentencia sería la segunda por feminicidio en contra de una mujer trans en América Latina después del asesinato, en 2015, de la activista de derechos humano Diana Sacayán, en Argentina.

Los argumentos

El asesinato ocurrió el 9 de febrero de 2017 sobre las 9 a.m. en el barrio Las Mercedes del municipio de Garzón (Huila). Ese día, Davinson Stiven Erazo Sánchez, quien presenta dolencias psiquiátricas, le disparó con una escopeta a Anyela Ramos Claros causándole varias heridas que, finalmente, llevaron a su muerte. Horas después, tras la solicitud de medida de aseguramiento por la Fiscalía, el joven de 23 años fue enviado a un centro penitenciario.

El juzgado destacó que la Fiscalía, pese a identificar a la víctima como Luis Ángel Ramos Claros, siempre la presentó como una femenina por su vida pública y familiar. “Para el despacho resulta acreditada la identificación de Luis Ángel Ramos Claros como una mujer trans, no solo por su descripción física encontrada por el médico forense, sino también por el desenvolvimiento de ella en sus relaciones personales y familiares”, precisó el despacho.


Opine