Plantean crear un espacio territorial para exguerrilleros de las Farc en Pitalito


Este miércoles más de cien exguerrilleros de las Farc se reunieron en Pitalito, sur del Huila, para decirle al excomandante del otrora Bloque Sur, Fabián Ramírez, que quieren sumarse a su proyecto de crear sus propios espacios territoriales, paralelos a los oficiales, en este municipio, y en Puerto Rico, Caquetá.

La idea de Ramírez es que se vayan a vivir a fincas con unas 100 casas cada una. Para lograrlo, les dijo que les toca hacer mucho lobby en embajadas y otros organismos internacionales para conseguir la plata, y así no depender ni del Gobierno ni de las directivas nacionales de las Farc.

“Claro, hay que hablar con respeto y con altura y sin ponerse uno bravo, con diplomacia. Nosotros somos muy joches, con nada nos enfurecemos”, dijo.

Esa idea de moverse por cuenta propia y hacer su propia implementación del Acuerdo, no solo le puede dar reconocimiento regional para suplir el vacío que dejó ‘Iván Márquez’, que era la cara visible de las Farc en el Sur, sino que ayuda a su proyecto de ser protagonista de las elecciones de 2019.

La reunión en Pitalito
El encuentro de la exguerrillerada, en el que estuvo La Silla Sur, se hizo en un estadero de la vereda Honda Porvenir, a unos 15 minutos de la zona urbana de Pitalito.

En él Ramírez concretó lo que ha estado planteando desde que él y otros exjefes hicieron una reunión con delegados de la Misión de la ONU en en Neiva. En esa reunión, como contó La Silla Sur, Ramírez les contó su idea de crear estos nuevos espacios que a la postre serían una ‘reincorporación paralela’ que él cree que puede liderar para que los excombatientes que están desencantados con el proceso de paz le apuesten a la implementación.

Esta vez Ramírez invitó al estadero a delegados de la ONU, de la Agencia de Reincorporación, de la Comisión de Paz, de la Comisión de la Verdad y exguerrilleros que están viviendo allá y en municipios cercanos como Garzón, Acevedo, San Agustín y Florencia.

Esos excombatientes le dijeron a Ramírez que quieren estar en los puntos que propone y para eso llenaron unos formularios con sus datos, sus acreditaciones como anmistiados y mencionaron los proyectos que les gustaría hacer en los nuevos espacios.

“Cuando se hicieron las primeras zonas encontramos que estaban prácticamente concesionadas por las multinacionales", nos dijo Abraham Cardoso, que en la guerrilla era conocido como Harlin Herrera, y que en 2015 fue uno de los 10 guerrilleros más buscados por el Ejército en el Huila. "Como era el espacio donde yo estaba en La Carmelita, en Putumayo, que no sirve para la producción porque la tierra está contaminada por la explotación minera”.

Cardoso va a ser uno de los responsables de montar el punto de agrupamiento en Pitalito, para el que ya tienen vista una finca de unas 400 hectáreas en un sector llamado Yamboró.

Ese municipio es un lugar clave para ellos por la condición de sus tierras y porque es un punto intermedio para concentrar a los exguerrilleros que están sueltos en Huila, donde estarían regados unos 400 de los suyos, contando ex milicianos.
Fabián Ramírez les contó de su gestión a más de cien exguerrilleros.
Aunque la idea ya tiene ex guerrilleros entusiasmados, Ramírez le dijo a los invitados que va necesitar mucha plata pues las fincas, según sus cálculos, deben tener como mínimo unas 400 hectáreas.

“Necesitamos ubicar al exguerrillero entre 2 y 5 hectáreas. Decirle mire este es su pedazo de tierra, su proyecto de vida, este es su rancho”, dijo.

Las casas costarían 25 millones de pesos cada una. Y quedarían en una especie de barrio, separadas por árboles.

A eso hay que sumarle lo de los proyectos productivos, que van desde criar peces, marranos o gallinas, hasta fábricas de ladrillos, para que esos espacios sean autosostenibles.

Para conseguir quién financie eso, planean buscar a las alcaldías, especialmente para que haya acompañamiento local, y a otros países, que pondrían el grueso de la plata.

Ramírez dijo que ya está haciendo esa gestión por su cuenta, aunque le informa a las directivas nacionales de la Farc.

Él y sus aliados en el proceso dicen que en Puerto Rico, Caquetá, ya tienen el apoyo de la Alcaldía y del Concejo, y que por eso van a hacer una reunión allá con exguerrilleros en febrero. Pero dicen que en Pitalito no les han puesto atención.

“El alcalde (Miguel Rico) estaba invitado a esta reunión pero no hizo presencia ni mandó delegación”, nos dijo Abraham Cardoso.

Efectivamente la Alcaldía no fue a la reunión, aunque un funcionario que trabaja ahí nos contó que hace unos 45 días unos exguerrilleros fueron hasta allá para pedir apoyo.

En lo internacional, Ramírez dice que ya hay avances.

“En eso nos ha ayudado Naciones Unidas con el asesor Jean Arnault", dijo en la reunión. "El Gobierno ya nos dijo que plata para tierras no había. ONU nos ofreció algo ya, no nos dijeron cuánto pero sí nos van a ayudar. Pero también está el compromiso de que nos ayuden a abrir espacios con las embajadas para que presentemos los proyectos”.

Según él, ya tienen agenda para ir a hacer lobby a las embajadas de China, Bielorrusia, Cuba y Canadá. Las dos últimas son viejas conocidas del Acuerdo, las dos primeras no.

“Hay que preguntar sin herir, sin ser ofensivos, olvídense de la guerra y aprendan de la diplomacia, que le dan a uno tres palmadas por detrás y le dicen a uno que sí, pero después le dicen ojalá”, decía Ramírez.

Esa ‘diplomacia’ que ya se le ve al excomandante también le puede servir para otro propósito.

Tomado de https://lasillavacia.com/


Opine