Vecinos de Hans Tafur serían los responsables de su atroz muerte


Los dos hombres fueron identificados como Albeiro Galvis Betancur y Hernán Betancur López y aparentemente eran viejos conocidos de la familia del niño.

Galvis Betancur, expolicía de 25 años, y Betancur López, de 43 años, fueron enviados a la cárcel de La Dorada, Caldas, luego de que la Fiscalía y el juez encontraran pruebas para inculparlos por los delitos de secuestro agravado, homicidio agravado y acceso carnal violento contra menor de 14 años con dos agravantes por la edad de la víctima.
En el proceso se tendrá en cuenta la situación de indefensión del niño y que en la violación y el asesinato del niño participaron las dos personas y ocultaron la conducta de la otra persona.

En el noticiero, Carlos Piedrahita, secretario de Gobierno de Caldas, reveló:

“Los calzoncillos del niño se encontraban en la vivienda de dichos individuos y el cuchillo con que lo asesinaron estaba al frente de la vivienda”.

Pese a que uno de sus apellidos coincide, la Policía aseguró que no son familiares pero sí vivían muy cerca de la vivienda de Blanca Lucía Aguirre, abuela de Hans, a quien visitaba durante la época de Navidad cuando desapareció el pasado 22 de diciembre.
Uno de ellos era el propietario de la vivienda y el otro pagaba alquiler allí. Además, algún problema personal por la cercanía a la familia sería la causa del crimen.

En la audiencia, que se hizo a puerta cerrada en medio de fuertes medidas de seguridad, la Fiscalía pidió la máxima pena, de 60 años, para los dos capturados y ninguno de los acusados aceptó cargos. Con esa solicitud, coincidió Leidy Tafur Aguirre, mamá del menor, en declaraciones ante medios:

“La máxima pena para esos desgraciados. Para el maldito que violó y mato a mi hijo. Yo necesito que se haga justicia”.

Manuel Arias, director encargado de la seccional de la Fiscalía en Caldas, indicó que se hicieron en total 5 allanamientos y en dos de ellos se encontraron evidencias biológicas que son analizadas por Medicina Legal.
El funcionario señaló que estarán en prisión mientras avanza el proceso y se redacta el escrito de acusación en los próximos tres meses.

Por su parte, la abuela de Hans reaccionó ante los medios: “Eso nos da un poquito de tranquilidad, aunque eso no nos va a devolver la vida del niño pero al menos sentimos una frescura de saber que ya están asegurados”.
Uno de ellos fue detenido en el casco urbano y otro en la zona rural del corregimiento de San Diego, en el municipio de Samaná, en Caldas. Así llegaron a los juzgados, según un video del diario regional:



Opine