Título
Título

Directora del Instituto de cultura de Pitalito habría contratado convenio de San Pedro con su esposo

Ante los organismos de control fue elevada una petición para que se revise los detalles del proceso de contratación para el manejo de los recursos del San Pedro en Pitalito.

De posibles irregularidades en el manejo de la contratación para el giro de los recursos con el fin cubrir las festividades de San Pedro en Pitalito, se refiere un ciudadano que ante los organismos de control, elevó una queja para que éstos realicen una investigación rigurosa.


La noticia que ya fue dada a conocer por medios radiales hace alusión al convenio de cooperación que se realizó con el consorcio Fundaciones Unidas por parte del Instituto de cultura, recreación y deporte de Pitalito, para la contratación del Festival Folclórico Laboyano.



Hoja de Vida
Hoja de vida de la Directora de Cultura, con la misma dirección de una de las fundaciones contratadas.

Según la queja, se tiene conocimiento de que el consorcio está conformado por dos fundaciones “HUELLAS y SAMAR” respectivamente; la segunda fundación que está a nombre de un tercero como representante legal aparece con la dirección, el número de teléfono celular y el correo electrónico del Señor Hilde Alfonso Moreno quien es el esposo de la Señora Marly Moreno Parra directora del Instituto de cultura de Pitalito, lo cual incurre en un delito por favorecimiento de contratos, dice el quejoso.


Rut2



El certificado de la Camara de Comercio, tiene el mismo domicilio.
El certificado de la Camara de Comercio, tiene el mismo domicilio.

Ante la Procuraduría, Contraloría, Fiscalía y Personería, se elevó esta queja para que se efectúe la investigación correspondiente alegando como soportes fotografías de la dirección de una de las fundaciones que sería al mismo tiempo la casa de habitación de la directora de cultura.


Además, según los soportes presentados, la dirección de la vivienda que aparece en el RUT de la fundación SAMAR es Cra 14#8-61 donde también reside la señora directora, el teléfono celular puesto en el Rut como el correo electrónico correspondería al del esposo de la funcionaria y esto tendrá que ser investigado por los entes de control para determinar si existen o no vicios de ilegalidad o si por el contrario, no se constituye falta alguna.


Casa FundaciónExtraoficialmente se conoció que ante esta situación que ya es de conocimiento público se habría iniciado un proceso de cambio de documentos para evitar que en la revisión correspondiente se detecte alguna anomalía, sin embargo, todo queda en manos de los organismos y autoridades correspondientes.







Fuente: La Voz de la Región

Pitalito