Expresidente de Perú se disparó en la cabeza cuando era detenido por corrupción en el caso Odebrecht


El expresidente peruano Alan García fue ingresado este miércoles de urgencia en un hospital de Lima tras dispararse en la cabeza poco después de que la policía llegara a su casa para detenerlo por orden de la fiscalía.





García fue trasladado al hospital Casimiro Ulloa de Lima, donde está siendo intervenido desde las 7:20 am, hora local.

Su pronóstico es "reservado", informó el Ministerio de Salud peruano, y presenta un impacto de bala en la cabeza con orificio de entrada y de salida.

El excanciller y miembro del partido Aprista, Luis Gonzales Posada, declaró a RPP Noticias que "su estado de salud hasta donde yo sé es muy grave, extremadamente grave".

Agentes de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad acudieron a arrestarlo en la mañana tras recibir un pedido de detención por un plazo de 10 días.

García había calificado este martes de "especulación" el hecho de que se lo vinculase con presuntos sobornos recibidos por su exsecretario por parte de la constructora brasileña Odebrecht para la adjudicación de la construcción de la Línea 1 del Metro de Lima.





Junto a García, también se ordenó la detención de Luis Nava, secretario presidencial bajo el gobierno del líder del partido aprista, y Miguel Atala, ambos estrechos colaboradores del ex presidente y señalados como sus testaferros.

García fue presidente de Perú durante dos periodos: 1985-1990 y 2006-2011.

Hace solo una semana, el también expresidente Pedro Pablo Kuczynski fue arrestado para cumplir 10 días de cárcel preventiva en conexión con el mismo caso de corrupción.


Opine