Título
Título

'Iván Márquez' asistió al funeral de su madre en Neiva

A las 11:30 de la mañana de este miércoles se realizarán las exequias de Carmen Emilia Arango Hurtado, madre del jefe guerrillero de las Farc, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, principal negociador en los diálogos de paz en La Habana (Cuba).

Familiares confirmaron que la señora, nacida en Florencia (Caquetá) hace 83 años, pero residenciada en Neiva desde 1993 con sus hijos y nietos, falleció el lunes festivo por una insuficiencia cardíaca pese a que recibía atención médica.


Su muerte se produjo a las 8 de la noche de ese lunes en una clínica y al día siguiente el cuerpo fue trasladado a la funeraria Los Olivos donde se hace la velación a puerta cerrada en la sala 301.

“Por protocolo y por petición de sus familiares, el proceso de velación del cuerpo es a puerta cerrada con presencia de personas allegadas a la familia”, dijo un empleado de la funeraria.

En la sala de velación, ‘Iván Márquez’ leyó un discurso dedicado a su madre al lado de un ramo de flores cuya cinta decía: “Pariste compromiso para la paz”. En la ceremonia también había ramos de apoyo al líder guerrillero por parte de bloques de las Farc.

La eucaristía se hará en la parroquia Nuestra Señora de Fátima, ubicada en el barrio Las Palmas, y el cuerpo será sepultado en el cementerio Jardines El Paraíso.

Lo que sí se conformó fue la presencia de Piedad Córdoba en las exequias.

El jefe guerrillero está desde el martes en la noche en Neiva luego de aterrizar en un vuelo chárter desde La Habana, para despedir a su madre en las honras fúnebres.


Carmen Emilia Arango fue secuestrada en octubre de 1996, cuando seis hombres altos y fornidos con armas de corto alcance y chalecos antibalas llegaron una noche a su casa en el barrio El Jardín,  en el oriente de Neiva, haciéndose pasar por miembros de la Fiscalía.

La mujer, que en ese entonces tenía 64 años, estaba junto a Edna Maritza Marín, su hija y hermana de 'Iván Márquez'. Fueron conducidas en un vehículo Mazda rojo y a un Sprint gris, en donde los esperaban dos hombres, con quienes huyeron con rumbo desconocido.

La madre de ‘Iván Márquez’ duró más de dos meses en cautiverio en poder de los paramilitares y fue liberada el primero de diciembre de ese año.

El Tiempo.com

huila