Título
Título

Habla pasajera sobreviviente del trágico accidente en la vía Pitalito - Neiva


María Inés Parra Camacho, de 26 años, y quien se movilizaba justo detrás de la silla de Jessika Beltrán Rodríguez, la joven de 22 años que murió esta mañana en un accidente en el sector de Altares, entre Hobo y Gigante; cree que el conductor del colectivo se durmió.

Aunque la mujer iba de espaldas y no pudo darse cuenta cómo se dieron los hechos, aseguró en entrevista exclusiva con el medio TVSUR, que el conductor debió haberse dormido, porque el camión contra el que chocó estaba parado.

Parra Camacho quien presenta laceraciones en su cuerpo y golpes en el pecho, un brazo y la cabeza, y estuvo atrapada en el vehículo por varios minutos, señaló que el conductor una vez se percató del hecho intentó sobrepasar el camión pero no alcanzó, impactando contra la parte trasera del camión por el lado izquierdo del colectivo. La víctima que inicialmente se dijo que salió disparada por la ventana, falleció fue dentro del vehículo, aprisionada entre las latas retorcidas del automotor. Para rescatar el cuerpo debieron utilizar barras.

La mujer herida, que fue atendida en el Hospital de Gigante pero ya fue trasladada a Neiva, señaló que otras dos personas resultaron afectadas. Una, una señora que también iba en el asiento delantero junto a la víctima, que presentó fractura de clavícula; y una niña que iba diagonal a ella, al lado de la puerta junto a la mamá y también presenta heridas.
El colectivo venía con el cupo lleno y el accidente se presentó a las 5:15 am, según lo relatado por María Inés, cuando aún estaba oscura la vía.

Pidió irse adelante
María Inés recordó que Jessika Beltrán, solicitó a varios de los ocupantes del vehículo que partió desde Pitalito rumbo a Neiva, que la dejaran hacer en la parte de adelante y fue así como ocupó justo esta silla, donde quedó aprisionada tras el choque, y falleció.

Tomado de TVSUR

Huila